Kamelot – The Shadow Theory (2018)

Nos ponemos en situación

Pocos grupos más profundos y delicados en sus composiciones que Kamelot existen en la escena metalera actual. Podríamos decir que la banda de Thomas Youngblood es el paradigma de como deben hacerse las cosas a la hora de componer un disco de Power Metal. Elegantes, virtuosos, melódicos, brillantes, refinados…así es Kamelot desde casi sus inicios, y así siguen siendo en este ‘The Shadow Theory‘, su nuevo y décimosegundo álbum de estudio…aunque siempre hay matices.

Tres años han pasado desde su anterior disco, y la verdad es que a pesar de las extensas giras que han llevado a cabo por todo el mundo para amenizarlos, se nos han hecho relativamente largos. Buena culpa de ello la tienen sus dos anteriores trabajos, ‘Silverthorn‘ y ‘Haven‘, ya con Tommy Karevik como frontman de la banda. Estos supusieron un ‘reinicio’ necesario del grupo, manteniendo (y hasta mejorando) la esencia clásica que les ha encumbrado a ser una de las bandas mejor consideradas y valoradas durante muchos años.

‘The Shadow Theory’ ha sido producido por el aclamado Sascha Paeth (no podía ser de otra manera tratándose de Kamelot) y masterizado por Jacob Hansen. Cuenta con las colaboraciones de Lauren Hart (Once Human), Jennifer Haben (Beyond the Black) y el propio Sascha Paeth. Según Thomas Youngblood, lider del grupo y principal compositor, “Es un viaje psicológico a través de la complejidad de la mente humana. Estamos sujetos a estímulos constantemente a través de los medios, la tecnología, los experimentos sociales y la IA. ¿Podemos seguir siendo criaturas sociales en el futuro cercano?»… ¡Pues comencemos ese viaje!

Kamelot no defrauda…

Desde ‘Epica‘ en el año 2003, la intro instrumental viene apareciendo de forma alternativa en cada nuevo trabajo. No sé si es algo premeditado por parte del grupo, pero el caso es que en este nuevo disco esa regla se ha cumplido, suponiendo un engarce perfecto con el primer gran tema del álbum, ‘Phantom Divine (Shadow Empire)‘.

Comienza con el doble pedal de la batería totalmente desatado, cumpliendo con los ya habituales patrones de Kamelot en un tema de este tipo. Gran interpretación vocal, duro y constante riff de guitarra, genial y pegadizo estribillo y elaborados y melódicos solos. Nos encontramos también la primera y escueta intervención de la voz desgarrada de Laurent Hart. Nada nuevo bajo los dominios de Kamelot, pero un muy buen comienzo a fin de cuentas.

Ravenlight‘ fue el primer adelanto que recibimos del disco. No lo voy a negar, de primeras me dejó algo frío, pero viéndolo ahora con la perspectiva del resto del trabajo, es un muy buen tema. Se trata de un medio tiempo que va cogiendo velocidad e inercia conforme avanza. La musicalidad y el sentimiento habitual del grupo brillan de lo lindo, incluida la parte central más progresiva durante el solo de Youngblood. Todo esto se ve aderezado por la primera joya interpretativa de Karevik. ¡Qué manera de hacer tuya una canción!

Seguimos con ‘Amnesiac‘. Un tema duro donde las guitarras son las grandes protagonistas. Comienza con un insistente riff que prácticamente se mantendrá durante todo el tema, sirviendo de acompañamiento perfecto en los constantes cambios de ritmo. Estribillo pegadizo y de tesitura vocal bastante interesante. Más guitarras y sintetizadores recargan el tema hasta su parte final. Aquí se nota claramente que Thomas Youngblood disfruta sobremanera, y cuando eso sucede, los Kamelot más clásicos brillan.

Llegamos ahora a uno de los puntos álgidos del disco. ‘Burns to Embrace‘ tiene un comienzo tranquilo con toques progresivos altamente dramáticos. Este relax se ve interrumpido por una suave y cautivadora orquestación, donde piano y violín cogen especial relevancia. El estribillo realiza una aparición estelar, denotando una compleja y elaborada parte compositiva. El tema aprieta y golpea con una dura parte central de guitarras y bases rítmicas. Gana en intensidad antes de volver a desatar nuevamente el estribillo, que ya no parará hasta enlazar con la épica parte coral que supone el colofón final. Un tema redondo.

La lenta del disco se llama ‘In Twilights Hours‘. Interpretada en su mayor parte a dos voces junto con Jennifer Haben, estamos ante un dúo que congenia y se conjuga muy acertadamente. Grandísimas interpretaciones para contarnos una intrigante historia, pero no pasa de ahí. Sabemos que Kamelot destila una calidad tan grande que será difícil verles componer algo realmente malo(¿’Poetry for the Poisoned‘ casi en su conjunto?… xD), y por supuesto no vamos a decir que este tema lo sea, pero lo que está claro es que no se va a postular como la nueva ‘Abandoned‘. Es resultona y cumplidora a la par que algo cursi y noña. Y es que temas de este corte ya estamos un poco hastiados de oírlos, ¿no?.

…y sigue sorprendiendo

En ‘Kevlar Skin‘ los pesados riff de guitarra y la embestida del doble pedal de la batería son los claros protagonistas, por encima incluso de la orquestación y los teclados de Oliver Palotai. Youngblood y el debutante Johan Nunez (Firewind) llevan a cabo un sensacional trabajo, para ofrecernos este rápido e intenso tema Power Metal de los de cerrar los ojos, levantar los cuernos al cielo y mover la cabeza rítmicamente. De lo mejor del disco.

Un nuevo medio tiempo nos asalta. Con ‘Static‘ vuelve la delicadeza, la ternura y el buen gusto por hacer algo verdaderamente cautivador para el oyente. Una orquestación muy destacada tanto en primer plano como en la mística y embriagadora melodía de fondo, junto con una nueva y magistral interpretación vocal de Karevik, dan lugar a otro corte de mucho nivel.

En ‘Mindfall Remedy‘ vuelven a conjugarse todos los factores inherentes a la variedad compositiva del grupo. Es un tema que si bien no destaca dentro del excelente nivel que presenta todo el disco, tampoco desentona. Alimenta pero no sacia. Nuevamente vuelve a aparecer la voz desgarrada de Laurent, teniendo en esta ocasión mucho más sentido y protagonismo que en el tema que daba inicio al disco.

Lo mejor, para el final

Entramos en la recta final de ‘The Shadow Theory’ con la sensación de estar ante un gran trabajo que por ahora va colmando nuestras expectativas. Pues bien, si hasta el momento esas expectativas se van satisfaciendo, con lo que queda hasta el final se van a desbordar por completo, ya que estamos probablemente ante la parte más destacada de la grabación. ‘Stories Unheard‘ es una lenta que ambiciona y alcanza el medio tiempo. Es un corte dulce y embriagador, que nos va atrapando por su originalidad y distinción frente al resto de canciones del disco, pero sobre todo lo hace por la bella atmósfera que despliega y que llega a sobrecogernos.

El inicio del siguiente corte es toda una oda al Metal Sinfónico. Con un uso espectacular de la orquestación y los cambios de ritmo, ‘Vespertine (My Crimson Bride)engancha irremisiblemente desde la primera escucha. Es rápida y de fácil digestión, a la par que elegante y recargada. Nos acercamos al final y el disco sigue manteniéndose a un grandísimo nivel.

Una lacónica melodía de piano supone el principio del fin. ‘The Proud and the Broken‘, tema que pone el broche de oro al disco, es una canción que nos envuelve en un halo de melancolía que nos va a permitir percibir el drama y la tristeza que destila de principio a fin. Esta depresiva atmósfera solo se ve rasgada por los lacerantes gruñidos de Sascha Paeth primero, y el atronador y fugaz solo de guitarra posterior. Tema en el que Karevik vuelve a dar un recital interpretativo, atreviéndose incluyo con registros que no pone en práctica en el resto del disco.

El epílogo en forma de outro lo pone ‘Ministrium (Shadow Key)‘. Gran tema instrumental a cuyo final probablemente ni esperemos para regresar al inicio y volver a escuchar el disco.

Conclusión

Por nuestras apreciaciones a lo largo de esta reseña, ya habréis notado que este nuevo trabajo de Kamelot nos ha gustado bastante. Como en muchas ocasiones suele suceder en los buenos discos, va ganando en detalles y matices con cada escucha. Es un despliegue de momentos épicos que rayan el mejor nivel histórico del grupo, pero también contiene otros que no destacan ni dicen nada nuevo, aunque para muchos que el grupo siga la línea continuista de los discos anteriores es buena señal. Repetir los patrones habituales de Kamelot es garantía de éxito. Pero hay otra gente(entre los cuales nos encontramos) que demanda algo más de innovación y riesgo, aunque lo decimos con la boca pequeña, todo sea dicho.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, probablemente estemos ante el mejor de sus últimos tres trabajos, por lo que recomendamos encarecidamente que os adentréis en el sin temor alguno. Solo encontraréis música de calidad.

Por último deciros que Kamelot estará de gira en España durante el próximo otoño. Los días 5 y 6 de octubre en Madrid y Barcelona respectivamente, tendremos la oportunidad de disfrutarlos junto con los valencianos Opera Magna, y los míticos Leave’s Eyes como teloneros.

4 Comentarios

  1. ¡Vaya, en medio de las ‘shadows’ has proporcionado luz potente con tu brillante 🌟 artículo!

    Aparte de tus apreciaciones respecto al nuevo disco 💿, los conciertos en la península, se agradece que detalles todos esos aspectos sobre el grupo y, muy destacable la mención a la entrevista que le hicieron al líder del grupo (¿criaturas sociales? O ¿criaturas tecnológicas?).❓❓❓🗿

    La portada de ‘THE SHADOWS THEORY’ se sale👍;he visto que la utilizan en el vídeo lyric de ‘Ravenlight’ (la música, tipo agónica, pero la letra transmite: ‘I’m not alone’).🆗

    El vídeo del tema ‘Phantom Divine’ es muy dinámico🆙 y logradísimo; parece el anuncio de un film -Pone al final ‘To be continued- (la escenografía cuando sale el grupo, con las descargas, tipo interconexiones neuronales, SE SALE). La música no podía ser más golpeante, EXTRAORDINARIA.
    Bueno, se ve que no propugnan el salvaguardar el DNA (o ADN) y clonar especímenes fantasma (explosión final 💥 process fail) .❌

    El resto de temas, con la presentación que has hecho, dan ganas de comérselos sin masticar. Se intuye que te fascina y que has conectado con el grupo a través de sus temas. GRACIAS POR TRANSMITIR todas las buenas sensaciones del nuevo disco.💿 💫❗

    ❗CONGRATULACIONES❗👍

  2. El mejor crítico de disco de la red, se llama José y escribe en una Web llamada elcabodelrock. Es un placer leer lo que escribes, tus revisiones se me hacen amenas, divertidas, detallistas y en especial valoro que aunque se nota que kamelot son muy importantes para ti, sus canciones no tienen aforamientos, si te gusta menos, lo dices. En lo respecta al disco, he oído alguna suelta, esta semana espero pronunciarme.

  3. A mí también me ha gustado bastante, y lo que valoro más últimamente es que no me defraude a pesar de las altas expectativas que suelo tener con ciertos grupos. Me quedo con Burns to Embrace.

    • Es de lo mejor del disco junto sin duda. Coincido con tus apreciaciones. Desde un punto de vista crítico y analítico, Kamelot no suele defraudar, y eso tiene mucho mérito.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*