Rock The Coast: Resumen del ya Histórico Concierto de la Edición 2.019

Para alguien que se ha criado e iniciado en el loco y apasionante mundo del Heavy Metal al amparo de bandas como Scorpions, Europe, Deep Purple o DIO, el Festival Rock The Coast 2.019 se nos presentaba como una oportunidad de ver a muchos de estos grupos por última vez, por lo que se tornaba en una cita ineludible para todos los integrantes de  ElCabodelRock.

Si a los grupos clásicos de esta edición del Rock the Coast, le sumamos un buen ramillete de bandas nacionales e internacionales de gran calado de estilos muy diversos, y si a todo esto le añadimos la guinda que los organización nos preparó en el Castillo Sohail para cerrar el festival, nuestros queridos Dry River, se avecinaban dos jornadas mágicas de ensueño, que recordaríamos el resto de nuestras vidas. Sí, yo estuve en el Rock The Coast viendo a Rainbow, Europe, Scorpions, UFO...

¿Te apetece vivir nuestra experiencia maravillosa en el Rock The Coast? Quédate y te aseguro que sabrás de primera mano lo que allí se vivió.

Michi con la Camiseta "oficial"

Faltando incluso más de un mes, ya habíamos creado nuestro grupo de Whatapps y al grito de : ¡VAMOS QUE NOS VAMOS!, íbamos descontando uno a uno los días que faltaban para el Festival. Chepeto ya se había encargado de diseñar unas camisetas para la ocasión, con una composición de tres discos de las tres bandas principales del Rock The Coast, con nuestros nombres y las palabras Fuengirola 2.019. Una pasada de camiseta que a la postre fue la envidia de muchos de los asistentes.

Pasaron los días, pasaron las semanas y el día 14 de Junio llegó. Tres de los miembros del Cabo, más el "cuñao", pusimos rumbo el Viernes por la mañana hacia Fuengirola, con las expectativas por las nubes, tanto en lo musical, como en lo personal, y con el factor a nuestro favor de una localización espectacular.  Teníamos la misma ilusión de un niño de 15 años que se va de viaje de estudios.

Rock The Coast prometía emociones fuertes, y nosotros estábamos preparados para sentirlas sin ningún tipo de filtro ni reservas.

En menos de dos horas, y tras muchas risas en el viaje, provocadas especialmente por el sistema de sujeción de la "neverilla" que nos agenciamos y una mano que quería quedarse en Almería, llegamos al hotel, donde nos encontramos con nuestro compañero Fernando (Fox Mulder) y su inseparable amigo Luis.

Viernes

El día se presentaba largo, por lo que, gracias a la genial gestión de Chepeto, conseguimos aparcar al otro lado del estanque que nos separaba del Festival (a 5 min andando, lujazo), por lo que mientras oíamos lo que parecía ser Arkona (primer grupo del escenario grande), dimos buena cuenta de unos bocatas  de jamón del bueno, preparados en Almería a conciencia por mi hermano  Jose Carlos y de alguna cervecilla que otra.

Me gustaría destacar antes de meterme en faena, al grupo Taken, y en especial a dos de sus miembros, quienes al pasar al lado de nuestro coche, llamaron nuestra atención y nos regalaron su último reciente disco en versión Digipack. Todo un detalle. GRACIAS TAKEN!!!. Una pena que el concierto que dieron el Sábado, estuviera tan deslucido, en especial, según nos cuentan, por el pésimo estado de su vocalista, aquejado desde hace varios días de una fuerte faringitis. No haremos más leña del árbol caído por el gran detalles que tuvieron, y porque una mala tarde la tiene cualquiera.

Terminado el avituallamiento sólido / líquido nos dirigimos hacia el recinto, un tipo de recinto al que los habituales a los festivales no estamos nada acostumbrados. Tras adquirir nuestra pulsera y después de una breve cola accedemos, para enseguida darnos cuenta de varios aspectos del recinto del festival. Los dos escenarios principales quedan a nuestra derecha, sobre la leve loma de una colina, por lo que los asistentes tendrían una mejor perspectiva de los shows. Estos escenarios se enfrentan a una grada de grandes dimensiones, que ya desde primeras horas guardaba abundante público en sus asientos. 

El Castillo Sohail a nuestras espaldas

De repente, un hombre hiper heavy con el pelo rizado y muy largo, lleva una media sandía en la cabeza!!!. Mis compañeros me apuntan que es un habitual de estos eventos metaleros. Menudo crack.

El Castillo Sohail, que albergaba el escenario pequeño, se alzaba majestuoso sobre la cima de la colina, lo que nos indujo a pensar que la cuesta iba a ser importante a ciertas horas de la tarde (al final subimos hasta corriendo!!).

En fin, un recinto de lujo con numerosas barras, servicios abundantes y bien cuidados, zonas de descanso y una panorámica del mar y la luna al anochecer que estremecía a cualquiera. Un 10 para el recinto y un 9.5 para la organización. (Después detallaré el medio punto quitado).

Comenzamos el breve repaso de las bandas que vimos en el Rock The Coast. Como somos una web humilde de gente apasionada por lo que hacemos, cuando vamos a un concierto, no pensamos en que tenemos que hacer la reseña del mismo, por lo que no anotamos los temas que tocan y las fotos son amateur total. Para una revisión en profundidad, ya están las Webs profesionales, las cuales hacen un gran trabajo. Nuestro enfoque es otro.

Para los heavies que ya peinamos canas, solo oír la palabra Maiden ya nos pone a cien, por lo que no podíamos desperdiciar la ocasión de ver el concierto del señor Blaze Bayley, cantante de la doncella durante la retirada de Bruce Dickinson. Un tipo con pinta de motero de los que juegan al billar americano en un bar de carretera, mientras sostiene una jarra gigante de birra calentuja.

La verdad es que con el paso del tiempo, te das cuenta de la curiosa elección que hizo Maiden, al elegir un voceras tan distinto a Bruce, pero ellos tendrían sus razones y lo verían como el sustituto ideal en aquel momento.

Con la puntualidad que ha acompañado a la mayoría de las bandas del festival, comenzó la descarga de Blaze Bayley, con un repertorio escueto y plagado de los temas que todos los asistentes estábamos esperando, sin desmerecer para nada el par de temas propios que interpretó, los cuales sonaron muy potentes y resultaron muy entretenidos. 

Aunque por supuesto, los temas más aclamados fueron temas como la magnífica 'Futureal' o una de las mejores y más épicas canciones de Iron Maiden, 'The Clansman' de su disco 'Virtual XI'.

El sonido del que gozó fue bastante aceptable, por lo que hacía presagiar que los cabezas de cartel gozarían de un sonido espectacular. Finalmente, si por algo se ha destacado el Festival Rock The Coast, ha sido por el increíble sonido que ha acompañado a las bandas de los escenarios principales. Es algo que yo nunca había visto en un festival, y os aseguro que llevo alguno que otro en la mochila lástima que el escenario del castillo fuera todo lo contrario. Fatal sonido y el sábado fiasco total con Conception y en especial con Dry River, culpables unos u otros pero fue lo peor del festival para un presente. Por otro lado, agradecer a la organización que hayan contado con los Dry para el festival.

Con el excelente sabor de boca de Blaze, nos dispusimos a presenciar la descarga de Graveyard, quizá el grupo más asonante con el resto de los grupos del festival. Un grupo de blues rock añejo, que tras escuchar un par de temas, decidimos realizar un viaje relámpago al coche para "refrescarnos".

Volvimos puntuales para presenciar al único grupo español que tocaría en uno de los escenarios principales, el gran Leo Jiménez. Con su reciente trabajo 'Mesías' debajo del brazo, el madrileño comenzaba su descarga con varios de los temas de sus últimos trabajos, donde destacó 'Con Razón o sin Razón'. Tampoco faltó la versión de Nocturnal Rites 'Aún sigo aquí' que nos demostró que Leo está a un nivel vocal excepcional, y que supera holgadamente la dolencia crónica de su garganta. Pero no todo son halagos, en su defensa he de decir que 50 minutos para un grupo del nivel de Leo Jiménez se me antoja muy poco, es difícil llevar a buen puerto una actuación que debe tener sus subidas y bajadas. Dicho esto, creo que el setlist que eligió dista mucho de lo que la gente deseaba. De un puñado de 7 u 8 canciones, tocar una versión, no es lo mas adecuado, más cuando tienes la posibilidad de marcarte un tema de tu etapa en Saratoga, que la gente se lo va a agradecer mucho. En definitiva, me esperaba más de Leo, pero he de reconocer que hizo un buen concierto.

Seguidamente y sin tiempo para respirar, Wintersun comenzaba su show en el Main Stage I. Un grupo de culto fines que practica un Death melódico superlativo y de una calidad indiscutible, pero que para el directo, estás son bandas que no me aportan nada, me gusta oír sus discos sentado en mi casa o en el coche. Para un directo y a esa hora de la tarde, para mí, no es.

Decidimos subirnos al castillo a ver un rato de Bloodhunter y la mediática Diva satánica. Nos encontramos un castillo con un buen puñado de fans, pero al instante pudimos comprobar que el sonido no era todo lo nítido que se le puede exigir al sonido de una banda tan agresiva como Bloodhunter. Después de tres temas, nos fuimos de nuevo al coche.

El pequeño alemán UDO, ex cantante de los gloriosos Accept venía para presentar un setlist basado en su carrera en solitario. ¿Nos interesaba? Tampoco, por lo que lo oímos de lejos. ¿Pero visteis algún concierto entero?

Todo preparado en el escenario principal I, con la tarde ya cayendo, para presenciar la descarga de la finesa ex de Nightwish Tarja. Era la segunda vez que la veía, la primera fue hace unos pocos años en el Leyendas, donde me causó una grata impresión. Aquí no fue menos, y nos regaló un show espectacular repleto de temas que, aunque no llegan al nivel de su anterior banda, son magníficos para su interpretación en vivo, más si tenemos en cuenta el nivel vocal de Tarja, una de las mejores vocalistas de la historia del Heavy Metal.

No faltaron a la cita la increíble versión del tema 'Supremacy' de Muse, la delicada 'Innocence' o la más reciente y heavilonga 'Dead Promises'. Un concierto redondo que dejó muy buen sabor de boca en los presentes. Lo mejor del festival hasta ese momento.

Comenzaba UFO, la primera banda mítica que actuaba en la jornada del viernes. UFO es uno de los pilares sobre el que se sustenta el Heavy Metal actual, por lo que la expectación era máxima. Después de presenciar temas de la talla del increíble 'Lihgts Out', nos dividimos en dos grupos, mi hermano y Chepe se quedaron viendo a UFO y José y yo nos subimos de nuevo al castillo para presenciar el show de uno de los mejores grupos de metal progresivo de la actualidad, Seventh Wonder.

No sé si hicimos bien, porque aunque Seventh Wonder nos regaló temas tan brutales como 'Tiara's Song', el sonido volvió a ser malo en el Castillo, y resultaba saturado y recargado en exceso, sin que pudieran distinguirse claramente cada uno de los instrumentos. Una pena dada la calidad de banda.

Por abajo, según lo contado por mi hermano y Chepeto, los legendarios UFO, soltaron rock de alto octanaje, con un Vinnie Moore a las seis cuerdas, impartiendo clases magistrales. La pegadiza 'Doctor Doctor' y la estratosférica y frenética 'Rock Bottom' pusieron el broche a un concierto histórico. Uno de los grupos triunfadores del festival.

Scorpions en plena actuación

Y con esto a las espaldas, nos metíamos de lleno en uno de los platos fuertes del Rock The Coast, Scorpions!!!!

Scorpions es uno de esos grupos que nos han acompañado desde que éramos chavales. Un grupo conocido por el gran público gracias a dos de sus baladas, pero que posee un repertorio de grandes temas impresionantes.  

Scorpions tuvieron un amago de retirada, pero se dieron cuenta en seguida de que son demasiado queridos por sus fans, y dieron marcha atrás en sus intenciones. 

Yo ya había tenido la suerte de verlos en directo hace unos años en Almería, y reconozco que me dejaron bastante sorprendido, pero esta vez tenía alguna duda sobre el estado vocal de un ya setentero Klaus Meine

Con una pantalla gigante a sus espaldas en la que proyectaban imágenes muy Scorpions, los alemanes fueron desgranando varios de sus temas míticos, como la veloz 'Blackout' y la coreadísima 'Big City Nights' junto a algún otro de su todavía último disco, como la fabulosa 'We Built This House'. Todo ello con un sonido espectacular, un público entregadísimo y un Klaus, que por mucho que lo intentaba, no llegaba a lo que él deseaba. 

Pero en general fue un muy buen concierto, otro para el recuerdo, repleto de momentos estelares de piel de gallina, y es que 'Still Loving You' será pastelosa o lo que queramos llamarla, pero es una canción muy grande y cargada de sentimiento. El apartado solos de batería, más el tema instrumental 'Coast to Coast' alargado de más, fueron los peros de un concierto, que a buen seguro, y por mucho que me pese, será el último que yo vea de la banda. Hasta siempre Scorpions y MUCHAS GRACIAS!!!!

Y ahora sí, por fin llegó el momento más esperado por muchos de los asistentes, asistir a un concierto de uno de los grupos que nos llevan acompañando toda la vida. Europe es otro de esos grupos tristemente conocido por dos o tres canciones, en especial por el himno 'The Final Countdown'.

Europe es uno de los mejores grupos de Rock de la faz de la Tierra, tienen un legado extra 'Final Countdown' impresionante, y solo si te atreves a explorar su discografía, descubrirás realmente el nivel de la banda sueca. Con un Joey Tempest cantando mejor que nunca, y una banda hiper conjuntada, en la que también destacada el buen hacer del guitarrista John Norum, impartiendo una clase de maestría y seguridad, regalándonos un lote de riffs marca de casa.

Después de una breve intro, comienzan con paso firme con uno de sus temas más potentes de su extensa discografía, la increíble 'Walk The Earth'. 

Europe: Uno de los triunfadores del Rock The Coast

El sonidazo limpio y potente a partes iguales, nos hicieron presagiar que viviríamos algo mágico e inolvidable. Casi de inmediato nos regalaron uno de los temas más rockeros y esperados de la banda, 'Rock The Night'.  Se desata la locura colectiva, los allí presentes nos dejamos la garganta y comenzamos a saltar al son de Rock Now, Rock the Night!!!. Los temas más recientes de Europe, se intercalaban entre sus clásicos, pero no bajaban en absoluto el nivel show. Los allí presentes no dejábamos de asombrarnos del nivel físico y vocal de Joey Tempest, el cual no paraba de interactuar con el público y se atrevía incluso a juguetear con el pie de micro, recordando los locos años 80's en los que Europe era la banda de rock más grande del planeta.

Es increíble pensar, que el germen de varios de los riffs de algunos temas de los Europe más modernos, iba a estar al día siguiente tocando en el escenario de al lado. La influencia de este señor llamado Ritchie Blackmore es tan fuerte, que bandas tan grandes como Europe han usado sus patrones, para dar forma a su música. La pieza 'War of Kings'  es solo una prueba de lo que digo. Temazo!!!! Piel de gallina y añoranza de tiempos mozos con la tierna 'Carrie'. Frenesí absoluto con el mega temazo 'Superstitious', qué maravilla!!!

Así, cacho a cacho de nuestra vida rockera, fuimos llegando al cénit del concierto, a ese tema de temas, que seguro mucha gente lo tomará a broma, pero que a mí me parece una de las joyas más preciadas de la historia del rock. Un tema que te hace sentir bien, que hace que te olvides un rato de todo lo malo que nos toca vivir y que te hace saltar al ritmo de 'Is The final Countdown'!!!!

Muchas gracias por este mítico show y muchas gracias por todo lo que nos habéis dado todos estos años Europe.

Antes de la retirada, decidimos subir a echar un vistazo a una de las bandas del momento, los madrileños Debler, pero debido al sonido algo espeso del que disfrutaban y a que los cuerpos ya estában para pocos trotes, no duramos más tres temas sin enfilar el camino de vuelta al coche donde nos reencontramos con el resto del grupo, no sin antes echar un ratico de banco de paseo marítimo en el que intentamos arreglar el mundo, debido a que la ingesta calórica era ya importante. 

De vuelta al hotel, ya comentamos que había sido una jornada para el recuerdo y que difícilmente la del sábado podría mejorarla. Europe habían estado a un nivel increíble. Después nos enteramos que se fueron al día siguiente a tocar 6 temas en la boda de Sergio Ramos y la metalera Pilar Rubio. Bien hecho por ambas partes!!!

Sábado

Después de un viernes de ensueño y tras una noche movidita estomacálmente para un servidor, nos pusimos en pie para afrontar otra jornada con varios platos fuertes, que intentarían por lo menos, igualar la jornada anterior.

La sombra de un árbol gigante hallado en la próximidad del lago adyacente al recinto del Rock The Coast, nos sirvió de cobijo para toalla mediante, pegarnos una buena tumbada para reponer fuerzas, ante la nueva jornada que se avecinaba. 

Para el avituallamiento sólido, decidimos acercarnos a un centro comercial muy cercano, pero la increíble cola de una franquicia de comida rápida, nos hizo perder demasiado tiempo, hecho que nos impidió ver el concierto de Jinjer íntegro. 

Las referencias de la banda ucraniana respecto a su directo eran excelentes, y en los pocos temas que oímos lo certificamos al 100%. Con una Tatiana increíblemente bestial en la faceta vocal, la banda demuestra atesorar una técnica excelsa, que les permite la creación de temas con constantes cambios de ritmo y subidas y bajadas, todo ello plasmado con la magnífica dualidad de voces que tan bien controla la citada Tatiana Shmaylyuk.

Reseñar que antes de Jinjer, tocaban los reyes del Happy - Power Metal Freedom Call. Nuestro compañero Fox Mulder, nos indicó que habían estado geniales y que el cantante Chris Baby se salió, tanto en la faceta vocal como en su papel de frontman.

Tocaba desplazarse hacia la izquierda para asistir a la descarga de los albaceteños Angelus Apatrida. Un grupo de marcado carácter Thrash de los que nunca defraudan, con una propuesta musical que te arrolla irremediablemente, nos machacaron nuestros cráneos a base de riffs contundentes hiperveloces, acompañados de una base rítmica demoledora y un Guillermo a las voces que domina la escena como si llevara 20 años subido a las tablas.

No gozaron de muy buen sonido, incluso ellos intentaron hacer un "apaño" para que las guitarras sonaran más metálicas. No faltó tampoco el clásico corro de locura colectiva, en el que los que lo desean corren y corren en círculo dándose empujones controlados. Toda una maravilla para soltar toda la adrenalina acumulada. ¿Quién lo organizaba? Sí, el tío de la sandía!!!

En resumen, Angelus Apatrida demostraron que nunca defraudan, y que son una apisonadora en directo, por lo que es normal que sea uno de nuestros grupos más internacionales. No faltaron a la cita clásicos de la banda como 'You Are Next, 'Give em War' o la más reciente 'Sharpen The Guillotine'.

Terminado el show de Angelus, nos tocaba otro cañonazo sonoro, otro grupo de metal extremo, El mejor Death Metal Melódico de corte europeo se daba cita en el escenario principal II de la mano de los suecos Dark Tranquillity. Un grupo que hace años seguía gracias a discos tan impresionantes como 'The Gallery', 'Haven' o 'Projector'.

El grupo lo dio todo, en especial el vocalista Mikael Stanne, que no cejó en su empeño de implicar al público en el Show. Un show que comenzó con un sonido bajísimo en las guitarras y con una batería sonando a tambor de Luzil. Nos resultó muy extraño, pues todos los grupos disfrutaron en los escenarios principales de un magnífico sonido. Es la segunda vez que los veo en directo, y es la segunda vez que no me dicen nada, tal vez debido a mí desconocimiento de los temas. Solo logré distinguir 'The Tresason Wall' y la brutal 'Therein', una de las mejores canciones de Heavy Metal que he oído en mi vida.

Solo una cosa más de DT, ¿porque no tocan una maravilla de canción llamada 'Lethe'?

Magnum irrumpían en el escenario principal con un incombustible Bob Catley. Magnum es una de mis bandas top de estos últimos años, pero ni en el Leyendas, ni aquí en Rock The Coast, me demostraron que sean una banda que aporten gran cosa a un festival de Rock. Su repertorio de basa en temas recientes, olvidándose demasiado de su repertorio más clásico y rockero.

Ni la épica y sorpresiva 'Don't Wake The Lion' salvó un concierto que se quedó a medio camino, con un público deseoso de saltar y gozar con las canciones AOR de una de las mejores bandas del estilo. Bob Catley tiene mucho mérito y su mágica y cálida voz todavía se mantiene a duras penas, pero me reitero, un grupo con esta trayectoria, debe basar su setlist en sus clásicos más rockeros, canciones de fraseo más corto y de ritmos más alegres. 'Days of no Trust', 'Back to Earth', 'Just like a Arrow' o 'Start Talking love', son solo algunos ejemplos de canciones míticas que se quedaron fuera y que los fans de Magnum soñábamos con oír. Aún así, fue un buen show de los ingleses.

No discuto que Opeth sea un grupazo, y que técnicamente sean de lo mejor del festival, pero nos aguardaba el grupo que movió todo el Rock The Coast. Viaje al coche y de vuelta pronto para pillar un buen sitio para Rainbow.

Es una sensación muy rara, estar delante de un señor que ha sido clave para el Heavy Metal y para el Rock duro en general. Un genio de la música, que ostenta ser el creador de muchos de los riffs que a la postre han servido como patrón de cientos de riffs de innumerables bandas.

Y para ello ha reclutado a todo un All Star, comandado por el que probablemente es el mejor vocalista del panorama heavy actual, el chileno Ronnie Romero.

El setlist de una banda como Rainbow es muy complicado de confeccionar, si a ello le sumamos que tienen que interpretar canciones de Deep Purple, ya nos da como resultado un setlist controvertido, con ausencias muy notables para algunos fans. Yo debo reconocer que la selección fue muy buena, y aunque lógicamente eché en falta algún tema de las dos bandas, pero en seguida pensé, sí, meto esta, pero cual quito de las que tocaron.

Desde la inicial y veloz 'Spotlight Kid', pasando por la blusera y grandiosa 'Mistreated', sin olvidarnos de las versiones espectaculares de los dos temas de Rus Ballard 'I Surrender' y 'Since You Been Gone', para llegar después de varias perlas y de varios solos increíbles de teclado de Jens Johansson, al tema con el riff más conocido del Rock 'Smoke on the Water'.

En definitiva, un concierto que siempre perdurará en nuestra memoria. Un Show, en el que los asistentes mirábamos insistentemente el reloj, con el firme deseo de poder detener el tiempo y que no terminase jamás. Era como estar en el cielo, un sentimiento demasiado especial para poderlo expresar con palabras. Solo los que llevamos en esto tanto tiempo, los que hemos mamado todo esto desde que éramos unos canijos, sabemos lo importante y trascendental que se vivió esa noche con la descarga de Rainbow.

Respecto al estado de Ritchie Blackmore, decir que lógicamente ha perdido velocidad en los dedos, que el tempo de varios temas lo ha bajado para poder llegar a las notas, que no usa técnicas modernas que harían que el sonido fuese mejor, pero a Ritchie no le pasó factura nada de esto, tiene tablas y clase suficiente para que cualquier guitarrista de los super máquinas de hoy en día, se quede con la boca abierta al ver el desempeño con su instrumento.

Por último, mención especial para Ronnie Romero, el principal artífice de que Blackmore eligiera España para uno de sus shows de la selecta gira, demostró estar a un nivel estratosférico, llegando a unos registros,  que parecen por momentos no tengan limites. En la faceta de frontman, la cual ha sido criticada en otros shows por algunos fans, decir que esa noche estuvo genial, muy bromista, participativo, cercano e incluso hacía sonreír al bueno de Ritchie.

GRACIAS RAINBOW, GRACIAS RITCHIE, GRACIAS RONNIE, GRACIAS JENS...!!!

La verdad que a The Darkness les perdí la pista tras sus dos primeros discos y la caída en el abismo de las drogas de su líder, Justin Hawkins. Además, The Darkness tenía la difícil papeleta de tocar tras Rainbow. Después del subidón con Blackmore y Romero, ¿qué más vas a subir? Pues por increíble que parezca, el concierto de The Darkness fue de los mejores del festival. El repertorio de temas se centró como es lógico en su primer disco, en su Obra Maestra, 'Permission to Land', pero los temas que completaron la noche fueron todos temas con mucha energía, perfectos para un directo. Justin Hawkins tomó las riendas del espectáculo, y demostró tener el carisma necesario para convertirse en Leyenda. Me recordó por momentos al mejor Angus Young. Cantó, tocó la guitarra, hizo el pino y otras cuantas locuras, habló con el público, y estuvo muy muy divertido. Estuvo absolutamente genial. Realmente es digno de estudio que el hombre que ofreció este espectáculo introdujera en su cuerpo 150.000 libras de cocaína en un solo año. Destacaría el previo a su canción más famosa, 'I Believe in a Thing Called Love', cuando solicitó a la peña que saltara antes de empezar la canción, ya que no creía en promesas. Sin duda un concierto para el recuerdo. (Reseña de mi compañero Fox Mulder).

Me dieron muchas pena dos cosas ocurridas a estas horas en el segundo día del Rock The Coast. Primero no haberme metido en pleno concierto de Michael Monroe, los que lo presenciaron desde cerca, manifiestan que fue todo un espectáculo. Un show de los que ya no se ven.

Yo, con varios de mis compañeros lo vimos desde la colina a la espera de que diera comienzo el show de Conception. Ya habréis oído y/o leído, que lo noruegos tuvieron un fallo de sonido con el micrófono principal, lo que provocó un gran retraso en el comienzo del show. Al final les quitaron 5 canciones. Había mucho interés en verlos, ya que era la primera vez que los de Roy Khan visitaban nuestro país.

No quiero entrar en polémicas, son cosas que pasan, pero a nuestros queridos Dry River, les dejaron escasa media hora para cerrar el festival.

En media hora y 5 temas, demostraron lo que son, la mejor banda de Rock de nuestro país. Solo una banda como Dry River es capaz de levantar a un público enfadado y hacerle cantar, reír, disfrutar y sentirse bien. Siempre lo he dicho y ahora lo mantengo, algo muy gordo se está cociendo gracias a Dry River. Se está corriendo la voz y esto no lo para nadie.

El nuevo disco en directo + DVD 'DC' está a punto de salir a la venta, y los adelantos que nos han regalado avecinan lo mejor.

Lo vivido esa noche con Dry River fue muy grande, la gente se quedó con ganas de muchísimo más, algo que hubiera pasado también de haber disfrutado de los iniciales 50 minutos. 'Fundido a Negro', 'Rómpelo', 'Irresistible' (Geniales los dos actores), 'Me va a faltar el Aire' (muy emotiva) y la genial 'Traspasa mi Piel' fueron suficientes para poner patas arriba el recinto del Castillo y provocaron a  buen seguro, que la gente de la organización tomara nota de lo que allí pasó, y les reserve un hueco de dos horas, en uno de los escenarios principales el año que viene. SE LO DEBÉIS!!!

Dry River - Irresistible

Bueno esto es todo lo vivido en la primera edición del festival Rock The Coast.

Para nosotros fue algo muy especial y seguro que nos volvemos a ver el año que viene. Los grandes triunfadores fueron tres: Europe, Rainbow y por supuesto Dry River!!! 

Una organización del Rock The Coast casi perfecta, con algunos puntos a mejorar en mi humilde opinión:

  • Tema comida, un poco cara y demasiadas colas.
  • Un poco de más espacio para ver los conciertos. Correr un poco la grada?
  • Mejorar el sonido del escenario del castillo.

Pero estos puntillos, no empañan en absoluto esta edición 2.019 del festival Rock The Coast.

GRACIAS ROCK THE COAST Y GRACIAS FUENGIROLA!!!

Os dejo con algunas fotos de lo vivido en el Rock The Coast

2 Comentarios

  1. No nos olvidaremos tan fácilmente de este Festival, fue algo mágico lo de Rainbow, enormes Europe también, la mayoría de grupos de los escenarios principales rindieron a gran nivel

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*