Dream Theater | ‘The Spirit carries on’ (1.999) | ¿La mejor canción jamás grabada?

"We promise each other to play this song in our funeral. And I did, my love. Transcend to be free from fear and the pain. And I will meet you again".

"Nos prometemos tocar esta canción en nuestro funeral. Y lo hice, mi amor. Trasciende para estar libre del miedo y el dolor. Y nos encontraremos de nuevo".

Estas estremecedoras y preciosas palabras, son las que le dedicó Chiang Alfred a su mujer, en un comentario de Youtube, en el pie del vídeo de esta canción.

Un comentario que nos pone la piel de gallina. Que una persona utilice esta composición en el funeral de su ser más querido, nos da una idea de la dimensión musical y verbal, de quizá la mejor canción jamás grabada: 'The Spirit Carries On'.

Una canción incrustada en uno de los mejores discos de la historia del rock, el 'Metroplis Pt 2: Scenes From a Memory' de los americanos y reyes indiscutibles del Heavy Metal Progresivo Dream Theater. Una gloriosa composición, inundada hasta rebosar por el espíritu de los geniales Pink Floyd. Y esto, en manos de estos músicos de un nivel tan superlativo, da como resultado, una canción de una belleza y perfección tal, que todo mortal debería escuchar, por lo menos una vez antes de morir.

Compuesta por este genio sin límites llamado John Petrucci, es una canción con mucha clase y con aspecto de balada. Delicada, enérgica o sutil, son algunos de las decenas de adjetivos que se me ocurren para describirla. Es perfecta de principio a fin, no le sobra ni una milésima. Todos sus detalles y rincones son mágicos y especiales, pero si  quieres conocer, cuáles son los puntos álgidos, sigue leyendo estás líneas.

Para ello, se voy a basar, en la que, según mi humilde criterio, es la mejor representación en vivo de 'The Spirit Carries on'. Una grabación que quedó recogida en su disco en vivo 'Score' grabada en el Radio City Music Hall de Nueva York.

Desde la intro increíble de guitarra a cargo de Petrucci al más puro estilo Clapton / Gilmour, demostrando ser el mejor discípulo de los maestros. Pasando por el suave fraseo de LaBrie que desemboca en ese estribillo tocado por la varita mágica que sólo los más grandes poseen. 

Es una pasada escuchar, como es capaz de ir subiendo poco a poco la intensidad de la canción, hasta que LaBrie nos sorprende con unos agudos que parecen de, como decía Valdano refiriendose a Romario, de "dibujos animados", como también lo parece el apoteósico sólo de John. Un sólo que va de menos a más, hasta convertirse en un orgasmo sonoro de naturaleza extrasensorial, mientras Mike Portnoy se une a la fiesta, aportando una serie de redobles fantásticos que provocan que tenga que levantarse para llevarlos a cabo. Uffff, qué músicos, por dios. Pocas veces una banda, partiendo del sonido nítido e impoluto de la grabación en estudio, es capaz de multiplicar por 10 su sonido, dejando a la grabación original, como una mera anécdota.

La parte final, Uffff, la parte final es caviar, es corta, pero sublime, con un Jordan Rudess provocando con su teclado que la melodia se desvanezca poco a poco, mientras suenan unas notas en modo Gospel. Un lujo para nuestros sentidos. Una maravilla que me hace difícil encontrar ahora mismo una canción que pueda superar  esta maravilla de nombre 'The Spirit Carries On'.

Os dejo con varios vídeos de la canción, incluido uno que da más protagonismo al coro y solista Gospel.

Mi Versión en Directo Favorita

La Versión con Theresa Thomason + coro Gospel

La Versión de estudio

1 Comentario

  1. ❓Con cuál de las dos primeras me quedo❓Difícil elección.
    Aunque parezca poco convencional poner canciones en un tanatorio y romper el silencio, se debería. Y ya en el sepelio, 🎵 “A tout le monde…Je dois partir” (dedicada a los que acudan).

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*