Metallica | ‘One’ (1.988) | La pieza maestra que les valió un Grammy

Me pongo en pie para recibir en nuestro ElCabodelRock a una de las mejores piezas que nos ha dejado nuestro querido Heavy Metal.

Desde tierras almerienses (España), es un honor rescatar a una de las mejores canciones de Rock jamás editadas. Sí amig@s me refiero a la mítica y épica 'One' del álbum de Metallica '...And Justice For All' de 1.988.

Tras su genial estreno discográfico con 'Kill 'em All', le siguieron lo que a la postre se convertirían en dos de las mejores placas de Thrash Metal de la historia, 'Master of Puppets' y 'Ride The Lighting', los cuales ayudaron a sentar las bases del novedoso estilo.

Los norteamericanos estaban ya en el punto de mira y los fans esperaban expectantes, qué les depararía el nuevo disco. Tras otra genial portada, '...And Justice For All' no defraudó ni dejo indiferente a nadie. Si tenemos en cuenta lo editado hasta la fecha por Metallica, era un disco extraño y con un sonido más moderno, en el que se vislumbraba ya, que Metallica no se estancaría en un sonido, por mucho rédito que les hubiera reportado en el pasado.

Estaba claro que tenían altura de miras y no se conformarían exclusivamente con su público Thrash.

De todas formas, el  '...And Justice' no era precisamente un disco comercial ni de fácil acceso, sino todo lo contrario. Desde su genial inicio con 'Blackened', salido de las mismas entrañas del infierno, hasta que comienza un sonido de batería y de guitarras muy rudo y seco, en el que el bajo parecía haberse solapado con la batería y se mostraba imperceptible.

Todo esto no empañaba el increíble contenido del disco, y temas tan colosales como 'Blackened' o 'Harvester of Sorrow' ya son clásicos de la banda.

Entre tanto temazo, tenía cabida una falsa balada de nombre 'One'. Un tema que a la postre sería considerada para muchos críticos, como el cénit compositivo e interpretativo de Metallica.

Una canción de Thrash progresivo, con uno de los más bonitos y épicos inicios, con un Hetfield demostrando el nivel superlativo que atesoraba como cantante.

La canción, la cual está basada en la historia real de un soldado que perdió sus extremidades en la primera guerra mundial, va poco a poco ganando intensidad, gracias a la paulatina desaparición de las guitarras acústicas en favor de unos certeros riffs eléctricos que coexisten con los versos de un James  Hetfield rabioso, en los que se adivina la explosión que puede sobrevenirnos. Finalmente dicha explosión tiene lugar y Metallica desata toda su furia y deja claro su potencial interpretativo, con una base rítmica endiablada y unos solos, que bien podrían haber salido de la guitarra del bueno de Dave Mustaine.

Todos estos atributos le valieron para alzarse con el premio Grammy a mejor interpretación de metal en el año 1.989, y aunque para la música Rock estos premios apenas tengan sentido, hay que reconocer que esta vez tuvieron buen ojo.

Para un servidor, Metallica es uno de los grupos con los que me aficione al Heavy Metal. El primer disco que cayó en mis manos fue precisamente el '...And Justice', y de ahí a este tiempo, sigo disfrutando de varios de sus míticos discos. Desde el genial y más comercial 'The Black Album' hasta el meritorio y reciente 'Hardwired...To Self- Destruct', el cual recupera el sonido original de Metallica. 

Sin más, os dejo con esta obra de arte del Thrash-Heavy Metal 'One'.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*