Kamelot | ‘The Fourth Legacy’ (1.995) | El Punto de Inflexión del Power Melódico

Seguimos nuestro repaso a los mejores y más grandes temas de Power Metal de la historia reciente, con una banda de una calidad excelsa y con una legión de fieles muy extensa, los geniales Kamelot.

Me resulta muy difícil creer que la corriente surgida a finales de siglo, en la que el Power Metal gozó de una espectacular eclosión, debido al nacimiento de nuevas bandas impresionantes y a la renovación de otras ya formadas, no haya sido bautizada por los expertos como debiera. Yo la llamaría, TNWOPM -The New Wave of Power Metal- e incluiría a varias decenas de grupos, entre los que sólo unos elegidos encabezarían esta corriente.

Stratovarius, Angra, Hammerfall, Gamma Ray, Domine, Rhapsody, Virgin Steele, Grave Digger, Running Wild o Freedom Call, podrían ser las puntas de lanza de este movimiento, pero si hay una banda que dió un giro al estilo, dotándolo de una clase y sensibilidad nunca vista hasta la fecha, esa fue Kamelot.

Originaria de EEUU, Kamelot comenzó su andadura en 1.990 como una banda de Heavy Metal con toques progresivos. Editaron varios álbumes de relativo éxito, pero no fue hasta 1.998 cuando reclutaron a un cantante noruego llamado Roy Khan, procedente de la banda Conception, lo que les permitió dar el salto de calidad que buscaban, convirtiéndose en poco tiempo, en una de las mejores bandas de Heavy Metal del panorama internacional. 

Roy también colaboró con Thomas Youngblood en las tareas de composición, lo que otorgó al grupo un carácter más power, melódico e incluso sinfónico. Un año después de la llegada de Khan a la banda, editaron el álbum 'The Fourth Legacy', y fue aquí cuando vimos a los Kamelot de los que antes he hablado. Roy imprimió a las composiciones, una forma de interpretarlas única, donde el sentimiento y las emociones tenían cabida en las canciones Power. Increíble!!! Además, el gran Sascha Paeth, uno de los "culpables" del renacer del estilo, se encargó de la labor de producción del disco, por lo que pulsar el PLAY y escuchar 'The Fourth Legacy' era un auténtico disfrute para los que llevamos años bajo el embrujo de las calabazas Hellowinianas. Caña y melodía, se daban cordialmente la mano en un disco que supuso un antes y un después en el Power Metal, a la agresividad inherente al estilo, se unía un componente sinfónico muy presente, convirtiéndose para siempre, en santo y seña del sonido Kamelot.

Os aconsejo leer detenidamente uno de los mejores posts de ElCabodelRock, creado por mi compañero J. Barranco, en el que nos explica quién es Sascha Paeth.

Para mí, 'The Fourth Legacy' es el génesis de los mejores Kamelot, y los siguientes 'Karma', 'Epica' y 'The Black Halo' la digna continuación de uno de los mejores discos de Power Metal de la historia. Los siguientes discos y la etapa post Khan - recordemos que abandonó la banda en 2.011 -, aunque contienen temas y momentos muy espectaculares, no llegan al nivel de estas 4 maravillas, aunque seguro que alguno de mis compañeros no opina lo mismo.

Cuatro discos que permanecen infectados de temas, que a buen seguro, podrían estar en una selección de los 20 mejores del estilo Power Metal, desde la increíble 'Karma', una canción perfecta que aglutina toda la esencia Kamelot, aderezada con unos toques arabescos y mágicos, hasta la enérgica y melódica 'Forever', una de las mejores canciones que he escuchado en mi vida, pasando por 'March of Mephisto', un tema más oscuro de lo habitual en Kamelot, en el que participa uno de los chicos malotes del Metal Dimmu Borgir, creando una dualidad de voces, que ya es parte de la historia del Heavy Metal. Uno de los mejores medios tiempos del Metal.

Sin más, os dejo con esta barbaridad de tema de título 'The Fourt Legacy', una de las joyas más preciadas de esta banda de Heavy Metal que tanto nos gusta a los integrantes de esta Web. Atent@s al interludio que se marcan y a ese estribillo glorioso cantado por el mago Khan.

3 Comentarios

  1. Cuatro veces he visto a Kamelot en directo y en ninguna de ellas han tocado este tema. Maldita sea mi suerte 🙁
    La calidad compositiva de los discos que nombras es indudable, y suponen, probablemente, el cenit del powermetal.
    Gran aporte.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*